España limita…

Si las cosas siguen así, ya podemos comenzar a delimitar los limites de España y volver a limitarlos.

Si echan un vistazo al mapa se familiarizaran con el posible futuro nuevo mapa.

“España limita al Norte con el Mar Cantábrico, con el País Vasco, Montes pirineos, en el Mediterráneo con Cataluña, Gibraltar… etc.”

Claro que si los demás se animan habrá que ir recortando más sus limites.

Cervantes tendría sus razones para escoger la lengua castellana, entre las varias de la península de apenas grandes diferencias. Pero, la equivocación de Don Quijote y Sancho fue, en su segundo viaje, ir a Cataluña, pues ello se convertiría en su ultima aventura. si no hubiese sido por eso, todavía andarían con sus andanzas enderezando entuertos.

Los catalanes quieren independizarse de andaluces, madrileños, castellanos, extrémenos, gallegos, vascos, valencianos, murcianos, aragoneses, canarios … y … otros, todos los cuales componemos España, de lo cual nos viene el gentilicio de español.

Las lenguas, dialectos y jergas habladas en la península son muy variadas, y, excepto el vascuence, todas derivadas del Latín. Las cuales debido al aislamiento se fueron corrompiendo, transformando, y como resultado son lo que conocemos hoy en día. Las lenguas se han ido perdiendo y reformando con los tiempos y lo seguirán haciendo. Cualquier lengua de la península, excepto el vascuence, sería aprendida rápidamente por cualquier ciudadano español. Las barreras de las lenguas que dificultan el entendimiento a nivel global son reales, pero sin lugar a duda, se irán solucionando por intereses económicos y progresivamente se irán perdiendo.

Las lenguas se van reformando, incluso hoy en día como lo demuestra que uno pueda ir a un país latino americano y se encuentre que no se comprenda la jerga popular, aunque oficialmente sea el español. Pasa con el inglés, por ejemplo, si uno lo entiende observara los cambios sufridos por esa lengua en los EEUU, en Australia, Canadá, y otros países o regiones donde originalmente se impuso el inglés real.

A mí no me extraña lo de que las personas busquen su independencia. Lo hicieron los EEUU, así como los demás países americanos. Y no se formaron más países porque una vez independizados no se les ha permitido a otros, si no se les contaría por cientos cuando no miles. Si se les da suelta a las tendencias humanas, estas buscarían su aislamiento de los demás, el resultado sería espectacular. Pero una zona que se ha independizado y formado un nuevo país, lo primero que hace es reprimir a otros que buscasen su propia independencia.

Los pueblos al carecer de un ideal creen encontrar la solución a sus problemas, que por lo normal son económicos, en la independencia. Desde luego, los problemas económicos alientan la separación bajo la esperanza que las cosas van a ir mejor.

Esto de la independencia, en estos tiempos, encuentro que es un espejismo porque con la globalización, realmente no se consigue. Y esto no es nuevo pues ya anteriormente, los países al buscar inversiones foráneas la han ido perdiendo y los que hoy la buscan, el resultado es un freno temporal para frenar las reivindicaciones económicas y de clase.

Las tendencia actuales y reales, con la globalización, son la perdida de tradiciones y diferencias culturales y con ello todo aquello que algunos quieren mantener por haber nacido bajo su paraguas. Las nuevas generaciones dan, y darán, al trasto con todas esas reivindicaciones culturales, lingüísticas e independentistas. Pues se impone una cultura y lengua transnacional, y las lenguas, primeramente las minoritarias se irán perdiendo por considerarlas una perdida de tiempo ante la necesidad de conocer y dominar las más importantes por la necesidad de ganarse la vida.

Todavía no todo está dicho cuando vemos como lenguas como el mandarín es cada vez más popular a nivel global, ante la necesidad de aprenderlo por el poder económico de este país. Pero sería interesante, para dar base a mis reflexiones, el conocer las lenguas habladas en China que se van perdiendo por necesidad de aprender la oficial: el mandarín. Ya anteriormente se ha hablado de que en Nueva Guinea se hablan cientos de lenguas, en varios kilómetros, formadas por pequeñas tribus, las cuales tienen la suya propia. Poco a poco se van perdiendo todas y lo más probable es que todos acaben hablando inglés. No todos ven importante en mantener lo que al final se va a perder, lo importante es arrimarse al sol que caliente.■

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *