Estimados todos

Una playa de Australia

Estimados todos

Los ciudadanos sin fronteras somos tú y yo, nosotros todos los que partimos.

Puesto que habiendo nacido en un lugar, un país y en una cultura, no ofrece garantía de que se pueda seguir residiendo en él. No es garantía de que se pueda encontrar un medio de vida y de no verse obligado a emigrar a otros lugares del planeta y ello les hace ciudadanos del lugar donde se resida.

Buscando medios de vida, no se sabe dónde se va a caer, dónde se va a formar el nido. Al ser portadores de una cultura, al mezclarse con las que se encuentran les aleja de la propia así como del sentimiento patriótico.

En los países donde se tropieza con que la lengua no es la que se habla y ni parecida, la dificultad de comunicación hace las cosas e integración más, muy, difíciles. Y los ciudadanos locales, por lo normal no ayudan, pues suelen  desconfiar y ver al inmigrante como algo que les va a quitar el pan. Y en parte llevan razón,  cuando los dirigentes lo que buscan es la mano de obra barata peligrando así las condiciones de trabajo y vida de los locales. Todo hay que comprenderlo. También las culturas diferentes dividen al no comprender la propia y las de los demás.

El aprendizaje de la lengua del país de inmigración es vital, porque hablando la misma lengua favorece la comunicación y les hace parecer más humanos a los ojos de los locales.  Y al mismo se va conociendo a ciudadanos de otros países a los que se van apreciando como son en realidad y no como las propagandas nacionalistas y deshumanización del enemigo se lo pintan. Con el tiempo los locales acaban acostumbrándose a una sociedad multiétnica, rompiendo los mitos y miedos de las propagandas nacionalistas de sus propios países.

Todo ello es romper fronteras. No hay país que no tenga algunos de sus súbditos en algún lugar del mundo. Esos súbditos  residentes en el exterior aprenden a valorar las diferentes culturas y ello les hace más cultos y tolerantes. Aprendan de ellos los que no se vieron en la necesidad de emigrar.

Con la globalización, los pueblos, el ciudadano corriente y simple, la emigración y viajar al exterior, permite conocer otras culturas, mezclarse y emparejarse con ciudadanos  de otros países, lo que les hace ciudadanos, con derecho, de, por lo menos, dos nacionalidades.

Europa podría, es un ejemplo de ciudadanos sin fronteras y ello hay que extenderlo a todo el globo terráqueo como lugar de nacimiento y ciudadanía de todos los humanos sin distinción.

Globalization

En un mundo cada vez más globalizado donde no sabe uno adonde va a acabar buscando el sustento, se impone cada vez más la solidaridad entre los asalariados sin importar la nacionalidad. Mas existen barreras. Una de ellas es la lengua que nos impide entendernos; otra, la diversidad cultural, a veces bastante opuesta. Debemos vencer esas barreras de la lengua aprendiendo la local que nos permite comunicarnos; debemos tratar de comprender lo que nos pueda parecer barbaridad de otras culturas, que para ellas sea sagrado; debemos tener en cuenta que lo mismo podrían pensar de lo nuestro.

Somos cultura, hábitos y religión nacidos y creados durante siglos de encierro en un mundo monolítico y dogmático. La emigración nos ha permitido desarrollar una visión más amplia del mundo que vivimos, el cual desconocíamos; un despertar que ha venido, en parte, a romper con esas costumbres, hábitos y creencias que teníamos por verdades; las cuales chocan con las de nuestros vecinos, locales y también con otros inmigrantes; cada nacionalidad, cada etnia, cada grupo acarrea una cultura, hábitos y creencias diferentes, pero se encuentran en la misma situación que los demás. Todos somos víctimas de las divisiones de la civilización, producto de las propagandas locales llamadas a deshumanizar al contrario, debido al enfrentamiento entre naciones por el poder de unos pocos y la de sus propias clases sociales.

Con las nuevas tecnologías y medios de comunicación y rapidez de movimiento, el mundo resulta cada vez es más pequeño, tanto que ahora las distancias difíciles de cubrir son sólo las del espacio estelar: las nuevas barreras y mundos por descubrir. En el mundo se impone la cultura del país domínate económicamente y, o, militarmente; se imponen las lenguas de esos mismos países; pero, por encima, se impone lo verdaderamente atractivo a nivel internacional; se impone la cultura de moda de mejor acierto y atractivo para las nuevas generaciones que suponen el futuro. Los jóvenes cada vez son más internacionales, rompen barreras, fronteras y dan al trasto con las creencias de sus antepasados, debido a que han desarrollado una cultura cada vez más liberal; la música más que otra cosa, de ellos es el futuro. El cual nada tiene que ver con el pasado, el que llevamos pegado e incapaces de cambiar. Criticamos a la juventud actual por que dan al trasto con aquello que tenemos por valores, esos valores que desarrollamos también en oposición a nuestros propios mayores. Los valores del pasado que tenemos pertinazmente por mejores a los de nuestra juventud. No se empecine, sus valores mueren con ustedes.

No piensen que el mantener varias nacionalidades es jugar con dos barajas o traicionar la de uno o no agradecer la adoptada por razones laborales como piensan ciertas personas desinformadas. Vean el ejemplo de personajes billonarios (hoy en día no basta con decir millonarios) como Ivan Glasenberg (billonario australiano, el segundo según las estadísticas de los medios) que disfruta de la nacionalidad Australiana, Africana del Sur e Israelita; o también la de Frank Lowy, tercero en la lista, australiano e Israelita. ¿Por qué habría usted ser menos? ¿Por qué no es millonario …?

Y puesto que la globalización conlleva consigo el que la producción emigre a otros países, ello nos obliga a considerar que si el negocio y producción emigra y es global, también lo es el defender los derechos del trabajador a nivel internacional. No se olvide que la defensa de otros trabajadores, aunque lejanos, supone la defensa de sus propios derechos. Téngalo en cuenta. ■

 

Posted in Ciudadanos marzo 2013 | 1 Comment

Ciudadanos sin fronteras, noviembre, diciembre 2017

Ciudadanos sin fronteras, mayo,junio 2018

Posted in Ciudadanos marzo 2013 | Leave a comment